Entradas con la Categoría: Rubén M. Villena

Carta a su hermano David (26 may.1930)

New York, 26 de mayo de 1930. Querido David: Recibí por mediación de Ásela tu carta. Aquí estoy ahora en otra casa: me he mudado para 246 West, 20 St., con el nombre de  Robert Martínez. Vivimos en un pequeño apartamentico  compuesto de dos habitaciones, o más bien de una […]

Entrada publicada en Rubén M. Villena | Etiquetas: , | Comentarios cerrados

Carta a su hermana Judith y a su cuñado José Z. Tallet (30 jul.1930)

Nueva York, 30 de julio de 1930 Hermana Judith, hermano Pepe: Con un fárrago de cosas arriba con motivo de mi viaje, hago una rendijita de tiempo con tantas ocupaciones, líos, ultimando  asuntos aquí y otras cartas urgentes de otra índole, para ponerles estas cuatro líneas en que van mis […]

Entrada publicada en Rubén M. Villena | Etiquetas: | Comentarios cerrados

Carta a su hermana Judith (6 may. 1930)

N. Y., 6 de mayo de 1930. Querida Chona: Aprovecho que contesto sus cartas a Esther y David para escribirte también a ti. Por la carta de Esther supe que Jorgito estuvo  enfermo de la garganta pero que ya está bien: dale de mi parte un apretón y muchos besos. […]

Entrada publicada en Rubén M. Villena | Etiquetas: | Comentarios cerrados

Una estatua de Bolívar en Buenos Aires

EL PRESIDENTE ALVEAR HA decretado recientemente la erección, en Buenos Aires, de una estatua a Simón Bolívar. La idea no puede dejar de merecer los aplausos entusiastas de todos los jóvenes del continente, pero es menester advertir que, para hacer más simpática y efectiva la obra, este homenaje de admiración […]

Entrada publicada en Rubén M. Villena | Etiquetas: | Comentarios cerrados

Tempestad

(Fragmento wagneriano) La selva temerosa parece que presiente con un temblor de frondas la próxima refriega, y una ráfaga helada cruza el cálido ambiente, portadora del reto del huracán que llega. Expectación. La calma brevemente precede a los vientos, que avanzan en fantástica tropa, y se queja rugiendo la raigambre […]

Entrada publicada en Rubén M. Villena | Etiquetas: , | Comentarios cerrados

El gigante

¿Y qué hago yo aquí donde no hay nada grande que hacer? ¿Nací tan sólo para esperar, esperar los días, los meses y los años? ¿Para esperar quién sabe qué cosa que no llega, que no puede llegar jamás, que ni siquiera existe? ¿Qué es lo que aguardo? ¡Dios! ¿Qué […]

Entrada publicada en Rubén M. Villena | Etiquetas: , | Comentarios cerrados

Paz callada

Largolento en monorritmo de “A” Y esta perenne abulia; esta inercia del alma que no siente: ni espera ni rememora nada: ni una ansiedad siquiera para el futuro: calma; calma: ni una nostalgia de la vida pasada. Pausas que se dilatan en la quietud amarga; el mismo tema diario se […]

Entrada publicada en Rubén M. Villena | Etiquetas: , | Comentarios cerrados

Presagio de la burla final

Yo tengo la absoluta seguridad que un día, cuando ya no me resten fuerzas para marchar, cruzará mi camino la verdadera vía orientada a la gloria que pude conquistar. En ella estará todo: (alguien que me quería, mi ensueño; mi destino; mi gozo y mi pesar; la vocación ignota). ¡Oh, […]

Entrada publicada en Rubén M. Villena | Etiquetas: , | Comentarios cerrados

Maestro

                           A la memoria de Luis Padró Maestro y luchador: fue tu destino abrir el surco, cultivar el grano, moldear la arcilla del cerebro humano, “templar las almas” con amor divino. En el diario combate del camino con las contrariedades del arcano, uniste a tus valores de espartano la dulce […]

Entrada publicada en Rubén M. Villena | Etiquetas: , | Comentarios cerrados

19 de mayo

Señor de la Palabra, Caudillo de la Idea, tu verbo fue cual grito pletórico de fe, que al pueblo arrodillado quitóle la librea, rompióle las cadenas y púsole de pie; y fue clarín guerrero llamando a la pelea y látigo feroz y en que brillaba la libertad futura, en cuyas […]

Entrada publicada en Rubén M. Villena | Etiquetas: , | Comentarios cerrados
  • Horario de servicios

    Lunes a Viernes
    de 9:15a.m. a 3:00p.m.
    Sábados
    de 9:15a.m. a 1:00p.m.
    El horario cambia de acuerdo al reajuste energético