Entradas con la etiqueta: Poesía

La medalla del soneto clásico

Ánfora insigne de la fiebre augusta vertió la miel de su labor divina; ejercicio de brava disciplina, troquel de bella suavidad robusta. Añeja forma donde Apolo ajusta fuerza viril en gracia femenina; ¡aún alzas hoy tu majestad de ruina bajo el desprecio de la edad injusta! Reliquia noble, que tomé […]

Entrada publicada en Rubén M. Villena | También etiquetada con | Comentarios cerrados

Insuficiencia de la escala y el iris

La luz es música en la garganta de la alondra; mas tu voz ha de hacerse de la misma tiniebla; el sabio ruiseñor descompone la sombra y la traduce al iris sonoro de su endecha.   El espectro visible tiene siete colores, la escala natural tiene siete sonidos: puedes trenzarlos […]

Entrada publicada en Rubén M. Villena | También etiquetada con | Comentarios cerrados

El campanario del silencio

Yo tuve un campanario monumental, en cuyas campanas di la música de mis anhelos nobles; aleccioné mis bronces en risas de aleluyas, ángelus melancólicos y lágrimas de dobles.   Después la irremediable necesidad del toque forzó el pregón metálico de mis impulsos bajos; y de mi torre a vuelo, con […]

Entrada publicada en Rubén M. Villena | También etiquetada con | Comentarios cerrados

Soneto

Te vi de pie, desnuda y orgullosa y bebiendo en tus labios el aliento, quise turbar con infantil intento tu inexorable majestad de diosa.   Me prosternó a tus plantas el desvío y entre tus piernas de marmórea piedra, entretejí con besos una hiedra que fue subiendo al capitel sombrío. […]

Entrada publicada en Rubén M. Villena | También etiquetada con | Comentarios cerrados

Maltiempo

Fue el choque del centauro y del infante, fue el encuentro brutal, fue la porfía del impulso cargado de energía con la tranquilidad más arrogante.   Fue una bélica música vibrante, fue la voz del clarín en rebeldía, que tocando a degüello parecía un formidable grito de ¡adelante!   Vibró […]

Entrada publicada en Rubén M. Villena | También etiquetada con | Comentarios cerrados

El rescate de Sanguily

Marchaba lento el escuadrón riflero: ciento veinte soldados de la España que llevaban, cual prueba de su saña, a Sanguily, baldado y prisionero.   Y en un grupo forjado por Hornero, treinta y cinco elegidos de la hazaña, alumbraron el valle y la montaña al resplandor fulmíneo del acero.   […]

Entrada publicada en Rubén M. Villena | También etiquetada con | Comentarios cerrados

El cazador

Regresaba de caza, mas extravió el camino, y alegre, al trote vivo de su cabalgadura, llegóse hasta el albergue pobre del campesino con una corza muerta cruzada en la montura.   Esa noche la cena se prestigió de vino, la niña de la casa retocó su hermosura, y al tierno […]

Entrada publicada en Rubén M. Villena | También etiquetada con | Comentarios cerrados

Canción del sainete póstumo

Yo moriré prosaicamente, de cualquier cosa (¿El estómago, el hígado, la garganta, ¡el pulmón!?), y como buen cadáver descenderé a la fosa envuelto en un sudario santo de compasión.   Aunque la muerte es algo que diariamente pasa, un muerto inspira siempre cierta curiosidad; así, llena de extraños, abejeará la […]

Entrada publicada en Rubén M. Villena | También etiquetada con | Comentarios cerrados

Hexaedro rosa

I ¡Te amo…! A tu lado, o en tu ausencia; en la realidad o en el sueño; en la intimidad del rincón amable o ante el formidable arrullo del mar; en la noche lunada o negra y punteada de estrellas interrogadoras; en el momento maravilloso y tierno del amanecer; en […]

Entrada publicada en Rubén M. Villena | También etiquetada con | Comentarios cerrados

34 y medio

Te vi de pie, desnuda y orgullosa y bebiendo en tus labios el aliento, quise turbar con infantil intento tu inexorable majestad de diosa. Me prosternó a tus plantas el desvío y entre tus piernas de marmórea piedra, entretejí con besos una hiedra que fue subiendo al capitel sombrío. Suspiró […]

Entrada publicada en Rubén M. Villena | Etiquetas: | Comentarios cerrados
  • Horario de servicios

    Lunes a Jueves
    de 9:15 a.m. a 5:15 p.m.
    Viernes y Sábados
    de 8:15 a.m. a 4:15 p.m.