La bestia

Al «don oscuro» de Alcides Spelucín

Yo la observo en mis noches, hórrida y esquelética
a caballo en el alma que su calcáneo aguija,
atravesar mi fiebre con una luz profética
en el embrujamiento de su mirada fija.

Bajo su gallardete rígido —la guadaña—,
su rostro es una mueca, símbolo de ironía,
tentación de Pecado, Placer que desengaña,
la boca es una horrible máscara de alegría.

¡Monstruo! Sus alas negras, de sombras eternales
—mariposa nocturna de alas horizontales—
tendió sobre mi vida mísera que somete;

y tras de cada noble germinación de sueños,
se abate sobre el áureo trigal de mis empeños
¡la guadaña fatídica, como un número 7!

Rubén Martínez Villena

La pupila  insomne  (1923)

Esta entrada fue publicada en Rubén M. Villena y clasificada en , . Guarda el enlace permanente. Los comentarios están cerrados, pero puedes dejar un trackback: URL del Trackback.
  • Horario de servicios

    Lunes a Jueves
    de 9:15 a.m. a 5:15 p.m.
    Viernes y Sábados
    de 8:15 a.m. a 4:15 p.m.