Despojo

A Rafael Esténger

No tenía más que un intento de lumbre
—una llamita apenas, una chispa—
¡y vino un huracán y lo acabó!

No tenía más que una gota de agua
—una gotita pura— ¡y el sol se la bebió!

No tenía más que un vestigio de oro
—una arenilla, un polvo— ¡y lo perdí!

¿Qué me resta? —me dijo—. ¡Te resta la Vida!
(Y todo esto era mi poquito de Vida, y ya lo viví.)

Rubén Martínez Villena

La pupila insomne (1922)

Esta entrada fue publicada en Rubén M. Villena y clasificada en , . Guarda el enlace permanente. Los comentarios están cerrados, pero puedes dejar un trackback: URL del Trackback.
  • Horario de servicios

    Lunes a Jueves
    de 9:15 a.m. a 5:15 p.m.
    Viernes y Sábados
    de 8:15 a.m. a 4:15 p.m.