Las escaleras son de tomate

Por el promotor de lectura Adrián Guerra Pensado

En esteLas escaleras son de tomate poemario que Waldo Leyva escribiera para sus hijos cuando eran pequeños y que fue guardado celosamente durante muchos años, encontramos ese mundo “diferente” que habita en los ojos de los niños. Las bellísimas ilustraciones corresponden a uno de los más notables artistas de la ilustración para la literatura infantil y juvenil con que cuenta la UNEAC, se trata del multipremiado Raúl Martínez Hernández (La Habana, 31 de mayo de 1965).

Cuando yo sea grande
seré un inventor
y haré un aparato
que pondré en la luna
y cuando yo quiera
tocaré un botón
que destruya cohetes,
que acabe con las bombas,
y deje los tanques
sin ruedas y sin motor.

Ya no habrá más guerras
porque allí en la luna,
vigilando a la Tierra
siempre estaré yo.

Poeta, 260px-Waldo_Leyvaensayista, narrador y periodista,  sus poemas han sido traducidos al inglés, alemán, francés, ruso, portugués, italiano, rumano, húngaro, serbocroata, polaco, búlgaro, árabe y otras lenguas. Nació en Remedios, Villa Clara, el 16 de mayo de 1943. En 2010 fue ganador del X Premio Casa de América de Poesía Americana.

 

Esta entrada fue publicada en Autores, Libros y clasificada en , . Guarda el enlace permanente. Los comentarios están cerrados, pero puedes dejar un trackback: URL del Trackback.
  • Horario de servicios

    Lunes a Viernes
    de 9:15a.m. a 3:00p.m.
    Sábados
    de 9:15a.m. a 1:00p.m.
    El horario cambia de acuerdo al reajuste energético