LIBRURAS: Un espacio para las aventuras, travesuras y diabluras de los autores de la Literatura Infantil y Juvenil (agosto 2021)

Por el promotor de lectura Adrián Guerra Pensado

FRASES

“Todo el que no quiera morir esclavo debe ser protagonista de su propia pasión”

     Emilio Salgari

EFEMÉRIDES LITERARIAS

1 de agosto 1943 nace Julia Calzadilla
1 de agosto 1819 nace Herman Melville
2 de agosto 1942 nace Isabel Allende
4 de agosto 1950 nace Esteban Llorach Ramos
7 de agosto 1946 nace Excilia Saldaña
9 de agosto 1948 nace Mayra Navarro
15 de agosto 1771 nace Sir Walter Scott
18 de agosto 1972 nace Mildre Hernández
20 de agosto 1890 nace H. P. Lovecraft
21 de agosto 1862 nace Emilio Salgari
30 de agosto 1797 nace Mary Shelley
31 de agosto 1935 nace Nersys Felipe
31 de agosto 1966 nace José Manuel Espino

NOTICIAS

9 de agosto Día internacional de los Pueblos Indígenas

Esta fecha fue escogida por la Asamblea Generalindigena de las Naciones Unidas mediante una resolución el 17 de febrero de 1995. La celebración nombrada Inti Raymi se convierte en un acto de agradecimiento con la Madre Tierra por los servicios y alimentos recibidos.

A continuación un brillante texto escrito para que adolescentes, jóvenes y adultos sintamos orgullo por los conocimientos de las culturas originarias de América.

El eclipse

Cuando Fray Bartolomé Arrazola se sintió perdido, aceptó que ya nada podría salvarlo. La selva poderosa de Guatemala lo había apresado, implacable y definitiva. Ante su ignorancia topográfica se sentó con tranquilidad a esperar la muerte. Quiso morir allí, sin ninguna esperanza, aislado, con el pensamiento fijo en la España distante, particularmente en el convento de Los Abrojos, donde Carlos V condescendiera una vez a bajar de su eminencia para decirle que confiaba en el celo religioso de su labor redentora.

Al despertar se encontró rodeado por un grupo de indígenas de rostro impasible que se disponían a sacrificarlo ante un altar, un altar que a Bartolomé le pareció como el lecho en que descansaría, al fin, de sus temores, de su destino, de sí mismo.

Tres años en el país le habían conferido un mediano dominio de las lenguas nativas. Intentó algo. Dijo algunas palabras que fueron comprendidas.

Entonces floreció en él una idea que tuvo por digna de su talento y de su cultura universal y de su arduo conocimiento de Aristóteles. Recordó que

para ese día se esperaba un eclipse total de sol. Y dispuso, en lo más íntimo, valerse de aquel conocimiento para engañar a sus opresores y salvar la vida.

 ––Si me matáis –les dijo– puedo hacer que el sol se oscurezca en su altura.

Los indígenas lo miraron fijamente, y Bartolomé sorprendió la incredulidad en sus ojos. Vio que se produjo un pequeño consejo, y esperó confiado, con cierto desdén.

Dos horas después, el corazón de Fray Bartolomé Arrazola chorreaba su sangre vehemente sobre la piedra de los sacrificios (brillante bajo la opaca luz de un sol eclipsado), mientras uno de los indígenas recitaba sin ninguna inflexión devoz, sin prisa, una por una, las infinitas fechas en las que se producirían eclipses solares y lunares, que los astrónomos de la comunidad maya habían previsto y anotado en sus códices sin la valiosa ayuda de Aristóteles.

Augusto Monterroso ((Tegucigalpa, 21 de diciembre de 1921-Ciudad de México, 7 de febrero de 2003).

 

Esta entrada fue publicada en Libruras y clasificada en , . Guarda el enlace permanente. Los comentarios están cerrados, pero puedes dejar un trackback: URL del Trackback.
  • Horario de servicios

    Cerrado al público
    por afectaciones de la COVID-19