Adelantos de una feria extraordinaria

Espejo de Paciencia y La Espada viviente, adelantos de una feria extraordinaria

Por Ricardo Alonso Venereo

La 28 Feria Internacional del Libro de La Habana, del 7 al 17 del próximo mes de febrero, en la Fortaleza de San Carlos de la Cabaña, dedicada al Premio Nacional de Literatura Eduardo Heras León y a la República Popular y Democrática de Argelia, como País Invitado de Honor, ya comienza a despertar el interés de los lectores.

La 28 Feria Internacional del Libro de La Habana, del 7 al 17 del próximo mes de febrero, en la Fortaleza de San Carlos de la Cabaña, dedicada al Premio Nacional de Literatura Eduardo Heras León y a la República Popular y Democrática de Argelia, como País Invitado de Honor, ya comienza a despertar el interés de los lectores. Devenida en «la fiesta cultural más importante de nuestro país» no deja siempre de sorprendernos con la llegada de nuevos libros que sin lugar a dudas resultan bien recibidos por el público cubano o internacional.

De la mano de las editoriales del patio Pablo de la Torriente, de la Unión de Periodistas de Cuba, y Capitán San Luis, llegan a la presente edición dos interesantes propuestas dirigidas a todos los lectores. Se trata de las historietas Espejo de Paciencia y La espada viviente, respectivamente.

La primera de ellas se basa en el libro del mismo nombre, compuesto en 1680, devenido en el primer poema escrito en Cuba cuyo texto se conserva. Cuatro años antes (en 1604), el ataque del pirata francés Gilberto Girón, que toma prisionero en Yara al obispo fray Juan de las Cabezas Altamirano; el rescate que organizan los vecinos, su combate dramático contra los piratas y la victoria celebrada en Bayamo con un jolgorio general, dio pie a la fascinante aventura que Silvestre de Balboa compuso en versos.

En Espejo… está «toda la preocupación cubana de entonces: los rescates, los ataques de corsarios, la fidelidad al Trono lejano», —expresó Esteban Pichardo Moya. «Ningún tema como el secuestro y rescate del Obispo podía interesar de San Antonio a Maisí ».

Pero nuestro primer poema cuenta otras maravillas (de la naturaleza, la cultura y el pueblo) que necesita conocer todo cubano de hoy y de siempre. A pesar de tener un lenguaje del siglo XVII, demuestra una temprana cubanización. Por primera vez aparecen en la literatura de la isla  nombres de sus árboles y frutas (guanábana, caimito, piña, mamey, aguacate, tomate, pitajaya, tuna, virijí, tabaco y jaraguá, entre otros), sus animales (Biajaca, guabina, jicotea, pato, jutía…) y muchos objetos de nuestros aborígenes (batea, naguas, marugas, tipinaguas, etcétera).

La mezcla de lo cubano con figuras de la mitología de la antigua Grecia y Roma es —como afirmó el poeta Cintio Vitier— «lo más significativo y dinámico de la obra», que fue encontrada en los archivos de la Sociedad Económica de Amigos del País, intercalado en la Historia de la Isla y Catedral de Cuba, del Obispo Pedro Morell de Santa Cruz. Más importante aún, es que aparecen los criollos, indios y negros identificados con Cuba. Comienza aquí el nacimiento de la cubanía.

Esta versión en historieta lleva la firma del escritor  y periodista bejucaleño Omar Felipe Mauri Sierra y excelentes dibujos del bayamés Yuri Hernando Soler.

De Mauri es también el guión de La Espada viviente, esta vez acompañado por las imágenes concebidas por el dibujante Dick Manresa Arencibia, natural de Aguacate, en Madruga, provincia de Mayabeque. «El robo de un sable japonés y una piedra de afilar en un museo cubano, desata una investigación policial, que revela complejas relaciones con la emigración japonesa, durante la II Guerra Mundial y las luchas de la Revolución Cubana en la década de 1950. Pero el arma debe cumplir una legendaria profecía que pretenden aprovechar los enemigos de Cuba. Cultura y tradiciones, artes marciales y algunos mitos sobre armas y guerreros samurái mueven esta historia».

Más información acerca de esta interesante propuesta nos la dio el propio ilustrador: «La espada viviente es una aventura apasionante y al mismo tiempo real, porque trata las relaciones de amistad entre los pueblos de Cuba y Japón, el aporte de sus emigrados –que fueron reprimidos y encarcelados en la seudorrepública– y su vínculo con la Revolución que les dio respeto y justicia definitivas.En nuestra provincia existen descendientes de grupos japoneses asentados en varios municipios. Hay muchos jóvenes amantes del manga que asisten a la Feria del Libro. Espero que despierte su interés y les dé a conocer pasajes poco conocidos de la historia de Cuba, mediante la aventura y la imaginación».

La historieta, Noveno Arte o narración gráfica –como se le conoce en el mundo– tiene un poder comunicativo y formativo extraordinario y miles de seguidores en nuestro país, aseguró a Granma en entrevista vía correo electrónico, el guionista de ambas propuestas, las cuales espera resulten del agrado del público lector que asista a la 28 Feria Internacional del Libro de La Habana 2019.

Tomado de: Granma.

Esta entrada fue publicada en Eventos, Libros, Noticias y clasificada en , , , . Guarda el enlace permanente. Los comentarios están cerrados, pero puedes dejar un trackback: URL del Trackback.
  • Horario de servicios

    Lunes a Jueves
    de 9:15 a.m. a 5:15 p.m.
    Viernes y Sábados
    de 8:15 a.m. a 4:15 p.m.