1961 Un año tan bello y tan duro

Por el promotor de lectura Adrián Guerra Pensado

Carta de un brigadista a su amiga brigadista alfabetización

Querida amiga:

¡Qué bueno que me conociste como realmente soy! No te he ocultado ni el más mínimo detalle de interés, de los que hicieron de estos siete meses la primera y más apasionante experiencia de mi joven existencia.

No sé si cuando regrese a mi pueblo te vuelva a ver. No sé, incluso, si vuelva a él. Tal vez, tú también te habrás acogido a algún plan de becas. Quizás nos encontremos un día en la escalinata de la Universidad, o realizando un proyecto de investigación en alguna comunidad rural del país. Pero, nos volvamos a ver o no, quiero que sepas que siempre estarás a mi lado, porque conmigo estuviste cuando alfabeticé, día tras día, en las páginas de este diario. De ahora en adelante, no importa lo que tú hagas y lo que yo haga. Ambos, hermanados por el amor y la amistad, hicimos crecer la buena hierba del lado de donde nace la esperanza. Y eso ya nadie ni nada nos lo podrá quitar.

Tuyo siempre

(texto tomado de Un año de todos, diario de un brigadista, del autor Jorge R. Bermúdez)

 

 

 

 

Esta entrada fue publicada en Libruras y clasificada en , , . Guarda el enlace permanente. Los comentarios están cerrados, pero puedes dejar un trackback: URL del Trackback.
  • Horario de servicios

    Lunes a Viernes
    de 9:15a.m. a 3:00p.m.
    Sábados
    de 9:15a.m. a 1:00p.m.
    El horario cambia de acuerdo al reajuste energético