Muerte de Rubén Martínez Villena

Por: Daniel Suárez Rodríguez

Convocatoria-al-Premio-de-poesia-Ruben-Martinez-Villena

El 16 de enero de 1934, falleció el alquizareño Rubén Martínez Villena, el más insigne intelectual y revolucionario cubano de los primeros treinta años de la República Neocolonial. Abogado de profesión, trabajó como Secretario en el bufete del sabio Don Fernando Ortiz, junto al revolucionario y periodista puertorriqueño Pablo de la Torriente Brau, lo que contribuyó a la radicalización de su pensamiento político.

Como líder de la intelectualidad cubana de su tiempo, Martínez Villena protagonizó la histórica Protesta de los Trece. Dirigió el Parido Comunista tras la muerte de Mella, fue dirigente del movimiento obrero y férreo luchador antimachadista. Hasta el momento de su muerte por tuberculosis, se mantuvo trabajando en la organización del Cuarto Congreso de Unidad Sindical.

El día 16 de enero de 1897, el Coronel mambí Néstor Aranguren, uno de los más jóvenes oficiales del Ejército Libertador, atacó y capturó el tren de viajeros de Regla a Guanabacoa, en la periferia de la capital cubana. Como resultado de esta operación fueron aprensados varios oficiales y soldados españoles y se dejó en libertad al resto de los pasajeros.

La libertad a los prisioneros quedó para la historia al levantarse un acta al efecto, la que fue firmada por los beneficiados. En este documento quedó constancia del buen trato dado a los presos por las fuerzas mambisas, lo que fue publicado en la prensa cubana y española, desmintiendo las calumnias contra la moral del Ejército Libertador.

El artemiseño central azucarero Andorra, inició su molienda el 16 de enero de 1918, en un contexto político y económico muy particular. Ese año iniciaron molienda un gran número de centrales azucareros en todo el país, debido a la alta demanda de azúcar desde los países de Europa afectados por las consecuencias de la Primera Guerra Mundial.

El primer propietario del central Andorra fue Don Pedro Rodríguez, y las tierras que le suministraban caña a este coloso industrial, se extendían desde Cayajabos y Artemisa hasta Candelaria y la costa sur de San Cristóbal. Después del triunfo revolucionario de enero de 1959, fue nacionalizado y pasó a llamarse Abraham Lincoln.

Esta entrada fue publicada en Rubén M. Villena y clasificada en . Guarda el enlace permanente. Tanto los comentarios como los trackbacks están cerrados.
  • Horario de servicios

    Lunes a Viernes
    de 9:15a.m. a 3:00p.m.
    Sábados
    de 9:15a.m. a 1:00p.m.
    El horario cambia de acuerdo al reajuste energético