LIBRURAS: Autores (agosto)

Por el promotor de lectura Adrián Guerra Pensado

 

hermanHerman Melville: La anécdota que lo lanzó a escribir

A veces la vida o la muerte pueden colgar de una rápida respuesta ingeniosa o de una temeraria suposición. Así sucedió a Herman Melville el día en que él y un acompañante se encontraron repentinamente rodeados por una tropa de guerreros caníbales en medio de la selva de una montañosa isla tropical por la que dos tribus peleaban entre sí. Los caníbales querían saber de qué lado estaban ambos, si del lado de los “Typee” o del de los “Happar”.

Esta increíble aventura sucedió realmente al autor. Melville tuvo mucha suerte, a penas en un segundo sintió el impulso de decir “Typee”. De inmediato los salvajes saltaron, gritaron y aplaudieron. Los trataron como huéspedes de honor en lugar de comérselos. Más adelante escaparon de la isla y Melville escribió dos novelas sobre los cuatro meses que pasaron entre aquellos habitantes de los mares del sur. Las tituló Typee (1846) y Omoo (1847) una historia de misioneros en aquellos mares.

Las novelas de este gran escritor no fueron por entonces bien acogidas porque Melville había aprendido a apreciar la vida pagana de los isleños en tanto los blancos censuraban la inocencia y simpleza de los nativos sin ser capaces de enseñarles de la civilización, nada más que sus vicios.

La América de mediados del siglo XVIII no lo comprendió ni aceptó sus críticas a la sociedad y civilización americanas. No por eso dejó de escribir, sin esperar ya la aprobación de la gente. Un buen observador notaría que en lo adelante alguna nota de tristeza y disgusto se deslizaba entrelineas. Esto se hace quizás más evidente en su obra maestra Movy Dick (1851) en la cual, la ballena finalmente triunfa sobre el hombre a pesar de todos sus esfuerzos. Aún así, cualquiera puede leer esta super historia de mar, una de las más grandes que se hayan escrito, sin notar la tristeza que yace bajo las espumosas olas.

Herman Melville falleció en 1891. Una generación más tarde, el país que no lo apreció en vida, aprendió a considerarlo entre los más finos artistas y mayores escritores.

 

Esta entrada fue publicada en Libruras y clasificada en , . Guarda el enlace permanente. Los comentarios están cerrados, pero puedes dejar un trackback: URL del Trackback.
  • Horario de servicios

    Lunes a Jueves
    de 9:15 a.m. a 5:15 p.m.
    Viernes y Sábados
    de 8:15 a.m. a 4:15 p.m.