Carta a su esposa (16 de mayo 1932)

Gulprich, 16 de mayo de 1932.

Querida Chela:

Hace muchos días que no recibo carta tuya y eso me preocupa,  porque pienso que acaso has estado enferma, no sólo como consecuencia natural de tu estado, sino acaso como resultas de los disgustos de que me hablaste en la última tuya que llegó a mis manos.

También pienso que no me has escrito durante el tiempo, casi un mes, en que probablemente no recibiste carta mía como  consecuencia de la paralización del correo aquí casi todo el mes de febrero. No puedo atribuir la falta de tus cartas al correo pues he recibido, no hace mucho, cartas de Cuba: de David, de Judith (con una tarjeta y un artículo de Marinello) y de papá. A éste ya he contestado y hoy o mañana contestaré a los demás. También debo carta al Chico.

Tengo la prensa de Cuba hacia los primeros días de febrero, y en ella veo los nuevos sucesos del terrorismo pequeñoburgués, las noticias de las huelgas, y el anuncio de un probable Congreso de la CNOC para el mes de mayo. Aquí me llega también el Mundo Obrero y El Comunista, de Nueva York. Tengo muchos deseos de terminar mi temporada de tratamiento (que prácticamente no ha dado resultado alguno hasta ahora) y ponerme a trabajar. Veremos a ver cómo arreglo las cosas. Tengo ya que escribir al Komintern para que mi  asunto se resuelva en algún sentido antes de que yo regrese a  Moscú. No quisiera estar allí la primavera más que, si acaso, lo  indispensable.

Casi seguro que salga de aquí el 25 de abril —quisiera estar el  Primero de Mayo en Moscú—, pero si de allá me escriben que todavía hay frío, me demoraré aún algo: temo mucho a mi recaída en Moscú ahora. ¿Cómo te encontrarás tú? ¿Habrás vuelto ya a recibir algún auxilio? En mi última te explicaba que durante dos meses nadie del Koinintern pudo enviar valuta. Supongo cuan difícil es ahora la vida para ti, desprovista de todo recurso propio y en esta época de la vida en que más tranquilidad y cuidados necesitas.

Acaso hoy reciba carta tuya, pero no quiero esperar la llegada del correo para echar ésta. Recuerdos y afectos para todos, familiares, compañeros y amigos. Para ti el cariño de

RUBÉN.

Esta entrada fue publicada en Rubén M. Villena y clasificada en , . Guarda el enlace permanente. Los comentarios están cerrados, pero puedes dejar un trackback: URL del Trackback.
  • Horario de servicios

    Lunes a Jueves
    de 9:15 a.m. a 5:15 p.m.
    Viernes y Sábados
    de 8:15 a.m. a 4:15 p.m.