Madrigal

A la señorita Carmen Pola

Dime, niña, niña o hada,
la de la dulce mirada
toda llena de esplendor
de cabellera dorada
por la espalda desatada
la que parece una flor.
Di, niña, cómo lograste
ese mágico contraste
de tu cuerpo en el crisol
y uniste mágico broche
a tus miradas de noche
tu cabellera de sol.

Rubén Martínez Villena

Hexaedro rosa (1921)

Esta entrada fue publicada en Rubén M. Villena y clasificada en , . Guarda el enlace permanente. Los comentarios están cerrados, pero puedes dejar un trackback: URL del Trackback.
  • Horario de servicios

    Lunes a Jueves
    de 9:15 a.m. a 5:15 p.m.
    Viernes y Sábados
    de 8:15 a.m. a 4:15 p.m.