24 de febrero

Hubo una larga pausa en el sangriento drama;
Hubo un resurgimiento de ensueños y de afán
y diecisiete años avivaron la llama
que ardiendo en cada pecho se convirtió en volcán.

Se oyó el grito de Baire que libertad reclama,
Resplandeció una estrella en medio del huracán
y en el fulgor de oro que el símbolo derrama
apareció un Apóstol de mano de un titán.

Febrero veinte y cuatro; un cuatrienio de guerra;
y después que la sangre se extendió por la tierra,
para que germinara la siembra de Martí;
entre pliegues azules y entre pliegues de armiño,
una estrella tan pura como un sueño de niño,
ascendió por un mástil, engarzada en rubí.

Rubén Martínez Villena
La pupila insomne (1922)

Esta entrada fue publicada en Rubén M. Villena y clasificada en , . Guarda el enlace permanente. Los comentarios están cerrados, pero puedes dejar un trackback: URL del Trackback.
  • Horario de servicios

    Lunes a Jueves
    de 9:15 a.m. a 5:15 p.m.
    Viernes y Sábados
    de 8:15 a.m. a 4:15 p.m.