Nos reta y compromete

Haydee_narrando1jpgComo parte de las actividades por el Día de la Cultura Cubana fue entregada la Distinción Calibán, que otorga el grupo Teatro Cimarrón y el Centro de Teatro de La Habana, a la centenaria Haydée Arteaga, una de las personalidades de nuestra institución.

Palabras de Gerardo Fulleda en este homenaje
La Habana, 20 de octubre de 2015

A  mediado de los años 30 del siglo pasado, apenas sobrepasando los 20 años, una joven provinciana y mestiza que residía en La Habana se dio a la tarea de emprender una labor que se convertiría, sin ella imaginárselo por entonces, en el centro de su desvelo ético y su accionar social.

Conmovida por la desvalidez y la precaria existencia que en nuestra seudo república padecían, en particular los niños y las niñas, en los barrios más populosos de nuestra capital, se adentró  ella en solares y escuelas no para aportar monedas que no remediarían la existencia que llevaban los infantes -las cuales, por cierto, no le sobraban en su frugal salario que percibía al ingresar,  recientemente, en las filas de la obreras urbanas-; sino para intentar sembrar en ellos la semilla que germinaba en sí misma y que   podría, de algún modo, ayudar a incentivar en aquellos retoños y jóvenes lo  que podría aportarles, con su sensibilidad  y sus apetencias:   al  descubrimiento  del mundo de la cultura.

Su idea fundamental no fue nunca el de crear artistas en ciernes -aunque algunos de ellos alcanzaran luego esa altura tras recibir su estímulo-, sino el de crear una conciencia y disfrute de los bienes que puede aportarle, a todo ser humano: una exposición plástica, un espectáculo teatral o danzario, un concierto de música popular o sinfónica, la lectura de un poema o la narración oral  de un cuento.

Con tales propósitos y  armada de  paciencia, constancia  y rigor fue creando conciencias, despertando anhelos y abriendo caminos donde la imaginación se desbordaba, como una fuente nutricia. Y así,  tras la madrugada luminosa de aquel 1ero. de enero, fue consolidando su quehacer, fortaleciendo su bagaje, enriqueciendo su diapasón que la ayudaron a alcanzar el sitial de formadora de  generaciones.

Porque eso es lo que, substancialmente, esta mujer ha sido y es; aun lúcida a lo más de 100 años de existencia, sobreviviente a todo tipo de avatares; con su tenaz y amorosa entrega a una causa que resplandece entre los privilegios humanos: el de saber educar. Y que a ella le ha valido, gracias al más largo y fructífero desempeño, entre nosotros y en otras latitudes como narradora oral, el sobrenombre de: La señora de los cuentos; por ese su quehacer ejemplar con el que aún nos reta y compromete a continuar y enriquecer su estela: con nuestras raíces, sueños y anhelos. Por lo cual y mucho más, nos enorgullecemos, esta mañana, en el día de la Cultura Nacional con entregarle la Distinción Calibán que otorgan el grupo Teatral Cimarrón  y el Centro de Teatro de La Habana , del Consejo Nacional de Cultura a: Haydée Arteaga.

Muchas gracias.

Esta entrada fue publicada en Actividades, Institución, Personalidades, Reconocimientos y clasificada en , , . Guarda el enlace permanente. Los comentarios están cerrados, pero puedes dejar un trackback: URL del Trackback.
  • Horario de servicios

    Lunes a Jueves
    de 9:15 a.m. a 5:15 p.m.
    Viernes y Sábados
    de 8:15 a.m. a 4:15 p.m.