El campanario del silencio

Yo tuve un campanario monumental, en cuyas

campanas di la música de mis anhelos nobles;

aleccioné mis bronces en risas de aleluyas,

ángelus melancólicos y lágrimas de dobles.

 

Después la irremediable necesidad del toque

forzó el pregón metálico de mis impulsos bajos;

y de mi torre a vuelo, con el continuo choque,

saltaron las cansadas lenguas de mis badajos.

 

y hoy sufro de mis versos volteando en el silencio

campanas mutiladas; no más que yo presencio

la danza de mis bronces en ímpetu insensato;

 

y oigo —bajo mis sienes— inexorable y rudo

clamar, en un glorioso vértigo de rebato

¡el toque inverosímil del campanario mudo!

 

Rubén Martínez Villena

La pupila insomne (1922)

Esta entrada fue publicada en Rubén M. Villena y clasificada en , . Guarda el enlace permanente. Los comentarios están cerrados, pero puedes dejar un trackback: URL del Trackback.
  • Horario de servicios

    Lunes a Jueves
    de 9:15 a.m. a 5:15 p.m.
    Viernes y Sábados
    de 8:15 a.m. a 4:15 p.m.