¿Te animas a montar en el Caballito Blanco?

Onelio_Jorge_CardosoPor el promotor de lectura Adrián Guerra

“El Cuentero Mayor”, como bien se le conoce en nuestra tierra a Onelio Jorge Cardoso (Calabazar de Sagua, 11 de mayo de 1914 – La Habana, 29 de mayo de 1986), sabe como nadie escuchar el lenguaje de los humildes del campo y traducir en valores la maravillosa naturaleza y riqueza de la campiña, revelándonos los trillos por donde vuela, salta, galopa, la fantasía infantil que él sabe encaminar con soplo poético hacia los horizontes más elevados de la infancia gozosa.

Su obra Caballito Blanco aporta a la literatura cubana un aire diferente, un camino más en cuanto al relato infantil. Este título es un reto en sí mismo, es la demostración de que un escritor en la madurez de su oficio puede estar en su mejor momento para adentrarse por el más polémico de los caminos: la creación para el exigente público infantil, de aparente sencillez. En estos cuentos –llenos de amor del bueno–, destacan los más variados y singulares personajes nacidos de la hermosa y auténtica fauna y flora cubanas.

En este libro encontrarán seis cuentos protagonizados por personajes de la fauna de nuestros montes y playas y también plantas y frutos de nuestra flora que siempre adornan o entregan su delicioso sabor al caminante, ya tenga pies, patas, alas, o se arrastre. Son para compartir igual que el paisaje.

Caballito_blancoCaballito Blanco apareció como un regalo que el autor entregó a los niños y a los adultos que también lo recibimos en el corazón. Publicado en 1973, por la que un año después surgiría como Editorial Gente Nueva. Su título responde al de la primera historia que trata de un niño que tiene un pie malo y no puede salir de casa. Se pasa el día mirando a los caballitos de un carrusel girando, girando y hasta sueña que está montado en uno de ellos. La parte emocionante para el niño empieza cuando al caer la noche siente un resoplido fuerte en la ventana y es el caballito blanco de sus sueños que lo sonsaca para ir a disfrutar de la noche y sus encantos. A cada temor del niño el caballito responde: “si te hace feliz no te hará daño”. Los lectores adultos a cada paso nos emocionamos al sentir que el caballito sabe lo que hace y lo dice mejor que los adultos que nos criaron o que nosotros mismos. Alegría y emociones, encantos de nuestra tierra que tenemos que permitirnos conocer, llenan la historia que como los otros cinco cuentos restantes, no te debes perder para ser sencillamente feliz y humildemente sabio.

Esta entrada fue publicada en Autores y clasificada en , , , . Guarda el enlace permanente. Los comentarios están cerrados, pero puedes dejar un trackback: URL del Trackback.
  • Horario de servicios

    Cerrado al público
    por afectaciones de la COVID-19