Ofrenda

¿Qué te puede ofrecer el canto mío
si el presente no cuadra a tu belleza,
y hasta mi amor ardiente en su grandeza
para ofrendarlo a ti, resulta frío?

No te doy lo que quiere mi extravío,
mas te doy lo que puede mi pobreza;
el espíritu lleno de terneza
y el laúd que lamenta tu desvío.

Y el alma he dividido en mil fragmentos;
trocados en mi lira por acentos
(pues del alma mis versos son retazos).

Y así de pie mi cantiga amorosa
va esparciendo del alma los pedazos
como lluvia de pétalos de rosa…

Rubén Martínez Villena

Hexaedro rosa (1920)

Esta entrada fue publicada en Rubén M. Villena y clasificada en , . Guarda el enlace permanente. Los comentarios están cerrados, pero puedes dejar un trackback: URL del Trackback.
  • Horario de servicios

    Cerrado al público
    por afectaciones de la COVID-19