27 de noviembre

Hace mucho tiempo, pero no se olvida,
eran unos niños ávidos de amor
y eran unos hombres de ánima homicida
y eran ocho hogares llenos de pavor.

Hace mucho tiempo, rifaron la vida
de esos ocho niños trémulos de horror;
y tú, Patria mía, miraste afligida
en cada inocente morir una flor.

¡Patria! Contemplando la injusticia odiosa
fuiste más herida que la Dolorosa
cuando vio temblando la crucifixión:

ella tuvo siete dolores fatales
¡y esas ocho muertes, cual ocho puñales,
se clavaron todas en tu corazón!

Rubén Martínez Villena

Mensaje lírico civil (1919)

Esta entrada fue publicada en Rubén M. Villena y clasificada en , . Guarda el enlace permanente. Los comentarios están cerrados, pero puedes dejar un trackback: URL del Trackback.
  • Horario de servicios

    Cerrado al público
    por afectaciones de la COVID-19