Carta a su esposa (26 ago.1932)

Moscú, 26 de agosto de 1932.

Chela amada:

Estoy pasando los días más angustiosos de mi vida. ¿Por qué se habrá roto nuestra comunicación, precisamente en estos momentos? Yo me inclino a creer, como te dije en mi anterior, que la boba de Fayggle no te avisó el cambio de dirección, y que por eso tus cartas se extravían, pues no te diste cuenta de que en la ultima mía que ella te envió te puso sólo en el sobre, por detrás, la dirección nueva. ¡Pero en qué ocasión se ha roto —por primera vez con toda nuestra separación— la correspondencia entre nosotros! Y además,  ¿quién me garantiza que ésta sea la causa de la falta de tus cartas? Tu última carta (hasta hoy) que me llegó, fue la del 13 de julio. Llegó el primero de agosto (el cuarto aniversario de nuestro matrimonio). Pero después, ¡ni una letra, ni una noticia, después del parto!

Y ahora añade a esta situación —complicada con otras cosas de acá, sobre mi salud, posibilidades de sanatorio, etcétera—, el efecto que me han hecho las noticias (¡que sólo llegan hasta el día 10!) sobre la desaparición de Grau (éste es el apellido con que he visto el retrato en el Diario de la Marina.) La angustia, la sospecha horrible en que estoy viviendo, es una de las torturas morales mas grandes que he sufrido. Mi desesperación crece con el desconocimiento de detalles que me pudieran dar esperanzas sobre un desenlace en que nuestro hermano conservara la vida, y con mi incapacidad para hacer nada, absolutamente nada,  por él, por cuya salvación daría con gusto —y como un deber— hasta el último ápice de mis energías.

Aun cuando tus nuevos deberes —especial e inevitablemente en los primeros días— te alejan —junto con tu estado físico— de todo campo que no sea la cuna de nuestra hija, ya supongo las preocupaciones y angustias que tú también sufrirás.

¡Qué desgracia que no he podido volver a Cuba de ningún modo!  ¡Qué conjunto de detalles se han reunido para retenerme aquí,  muriéndome de rabia, de angustia, más que de enfermedad!

Ahora aquí te envío la dirección nueva de Fayggle:

F. Simchovitz
975 East 178 St.
Bronx- New York (USA).

Además, alguna vez puedes usar esta otra dirección, de otra compañera (a ésta debes enviar el sobre con mi dirección ya escrita, será mejor para evitar errores en la copia por personas que no saben ruso.)

Gertrudis Allison
Bethel Conn. (USA).

Cariños a todos. Para ti mi amor de siempre, ahora mezclado de muchas tristezas y recuerdos de nuestro Chico.

Tu

RUBÉN.

Esta entrada fue publicada en Rubén M. Villena y clasificada en , . Guarda el enlace permanente. Los comentarios están cerrados, pero puedes dejar un trackback: URL del Trackback.
  • Horario de servicios

    Lunes a Jueves
    de 9:15 a.m. a 5:15 p.m.
    Viernes y Sábados
    de 8:15 a.m. a 4:15 p.m.