Homenaje al monosílabo ilustre

¡Gloria a ti!, mágico monosílabo sonoro,
porque denominaste la escala musical;
brevedad de latido; pura gota de oro
o de cieno, que todo lo encuentras: Bien y Mal.

-Mal, ¡Bien!: en una sílaba la Gran Moral cabría;
tu gracia laconiza todo lo primordial:
Dios es el monosílabo de la filosofía;
Ser es verbo-resumen del problema total.

Yo, tú, él… Yo: ¡síntesis verbal de la conciencia!
Y el y el no son tuyos. ¡Ave tu noble ciencia!
¡Monosílabo!: padre de las lenguas de hoy…

Nota bajo el silencio, chispa sobre el abismo.
¡Ah, si lograra un día, cribando mi hermetismo,
dar-yo-por-ti-no-más-la-voz-y-la-luz-que-soy!…

 Rubén Martínez Villena
Insuficiencia de la escala y el iris (1922)

Esta entrada fue publicada en Rubén M. Villena y clasificada en , . Guarda el enlace permanente. Los comentarios están cerrados, pero puedes dejar un trackback: URL del Trackback.
  • Horario de servicios

    Lunes a Jueves
    de 9:15 a.m. a 5:15 p.m.
    Viernes y Sábados
    de 8:15 a.m. a 4:15 p.m.